radios on line 2.png
Municipalidad publi chica 00.gif
PLEX - Publi  Jul 2020 (2).jpg
Turno Mañana - Luis Barbaschi - Lucho
  • Winifreda

Pablo y Nancy: “Tuvimos Covid, pero la familia y los amigos de Winifreda siempre están”

Pablo Petengaizer y su esposa Nancy Castañeira, dieron positivo de Covid-19, diagnóstico que lograron vencer a sus 35 y 33 años respectivamente. Recientemente recibieron el alta definitiva.


Sin embargo, a la mujer le quedaron secuelas como la pérdida del gusto y el olfato, sentidos que recuperará dentro de 60 o 90 días. La hija de la pareja tiene un año y medio de edad y no fue afectada.


Los winifredenses relataron sus experiencias con esta enfermedad que hasta hace diez meses era desconocida en el mundo. En Radio Compacto contaron que fueron dados de alta el 10 de octubre luego que permanecieran 10 días aislados, el tiempo fijado por protocolo para los casos activos. No saben cómo se contagiaron, pero ambos por ser convivientes sintieron síntomas similares al mismo tiempo. “Arrancamos con un resfrío común, después dolor de cabeza, en el cuerpo y detrás de los ojos. Nunca tuvimos fiebre, diarrea ni vómitos, pero perdimos el gusto y el olfato”, recordó Pablo.


A su lado Nancy agregó: “A mí me ardía mucho la vista, tuve un poco más de dolor en el cuerpo y una picazón muy rara en la nariz que aparecía y se iba en el mismo día”. Cuando presintieron que estaban infectados se preocuparon por el cuidado propio y social. Enseguida llamaron al hospital, al día siguiente los hisoparon y al restante tuvieron el resultado, el cual – aseguraron- no los sorprendió sino que lo estaban esperando. “Fue una sensación rara, nos quedamos tranquilos en casa, pero a la vez uno se siente mal por toda la gente que se tuvo que aislar incluso nuestras familias. Les pedimos disculpas a todos nuestros allegados y contactos, pero gracias a Dios todos entendieron que no queríamos que haya más contagiados”, confió Pablo.


Además, señaló Nancy que “lo primero que hice fue adelantarme el hospital y llamar a todas las personas con las que mantuve contacto tres días antes del diagnostico. Muchos me pedían que no diera sus nombres al hospital, pero ya lo había hecho. Fue una forma de dar la cara antes mis contactos para que supieran que los iban a llamar porque si seguían haciendo su vida normal podían contagiar a los demás. Eso había que evitarlo”. Su mamá, sus tres hermanas, sobrinos y cuñados quedaron aislados de forma preventiva, entre otros pobladores.


Nancy ejerce la docencia y admitió que llegó a sentir “miedo” porque “un día antes (del diagnostico) había estado en contacto con alumnos y con mis compañeras, pero cuando le conté a Salud la manera en que nos cuidamos en la escuela enseguida descartaron un contagio. Esa fue mi mayor tranquilidad”. “Las familias se tienen que quedar tranquilas, en la escuela es imposible contagiarse, los cuidados son muy rigurosos. Los chicos están con barbijos, las docentes tenemos máscaras y respetamos la distancia”, acotó.


Una pregunta frecuente es si el hisopado es doloroso. “No me dolió, pero es muy molesto”, respondió Pablo. Todos los días recibían el llamado de una voz cálida proveniente del hospital que les preguntaba la temperatura corporal y si presentaban síntomas.


“Pablo al décimo día estaba en perfecto estado en cambio yo seguía con una molestia en la nariz. Igual me dieron el alta, pero estuve dos días más sin contacto con gente”, dijo Nancy. Pasadas esas 48 horas, “no siento ninguna molestia, pero dos síntomas continúan: no tengo gusto ni olfato. Pablo los recuperó, pero yo los voy a recuperar dentro de dos o tres meses”.


Yina, la hija de la pareja, no se contagió. Sus progenitores dijeron que “podemos hacer una vida normal con todos los cuidados obviamente, pero nuestra hija tiene que estar 14 días más sin contacto con el exterior”, a partir del día en que nos dieron el alta. Nancy y Pablo como padre y madre responsables estarán cuidándola, por lo tanto la docente no regresará a las clases presenciales, seguirá educando desde la virtualidad.


Pablo volvió a sus tareas rurales, pero mientras estuvo convaleciente sus propiedades fueron atendidas por terceras personas. Mencionó a su vecino rural Miguel González, quien «me atendía las aguadas y los perros todos los días”, a Carmen Guinter quien “se ocupaba del campo que le alquilo” y no se olvidó de su primo “Lito” Leguizamón y Marcelo Muller, quienes ponían en funcionamiento la bomba de agua y controlaban la hacienda. “La familia y los amigos siempre están”, pudo comprobarlo.


En el final, Nancy hizo hincapié en las medidas sanitarias. “Varias personas que estuvieron en contacto con nosotros como mantuvieron la distancia y el barbijo bien colocado no fueron aisladas”, reveló. Y manifestó sentirse emocionada por el acompañamiento de “mis compañeras de trabajo que siempre mandaban mensajes preguntando como estábamos, desde el hospital nos llamaban para controlarnos, la policía se acercaba para saber si necesitábamos algo hasta me llamaron mis amigos y amigas de cursada del Instituto José Hernández de Colonia Barón”. Fuente InfoWini.com.ar


FOTO: Pablo y Nancy con su niña en brazos.




En ésta nota hablamos de: #LaPampa #Winifreda #Salud #Coronavirus #Prevención #Aislamiento #SaludPública #Epidemiología #Pandemia #Cuarentena #COVID19

cew - publi.jpg
Antartida Seguros
Carlos Kisner 200
¿Cuál es tu opinión de ésta noticia?